Si al escuchar el término de landing page o página de aterrizaje lo primero que se te viene a la mente es un cohete o un astronauta volando en el espacio, ¡este blog es para ti!

 

Pero comencemos por el inicio, ¿qué es una landing page?

 

Una landing page, o una página de aterrizaje, es una página web a la que un usuario llega después de haber interactuado o haber hecho clic en algún otro esfuerzo de marketing, tal como un post de facebook, un anuncio en algún sitio web, o incluso haber escaneado un código QR.

 

Las landings pages tienen como objetivo principal convertir a posibles usuarios en clientes potenciales, pero además, también son ideales si lo que estamos buscando es: conseguir suscripciones a una newsletter, vender y ofrecer productos, distribuir en grandes cantidades materiales de marketing, dar a conocer tu negocio y conseguir clientes potenciales. 

Los usuarios que visitan tu web deben llegar a tu landing page como resultado de tu estrategia de marketing. Por ejemplo, pueden hacer clic en tu anuncio en los resultados de búsqueda de Google o en una publicación en las redes sociales. Así mismo, los usuarios también pueden ser dirigidos a una landing page desde tu propia web. Por ejemplo, si publicas una entrada en tu blog describiendo un producto, un botón colocado en el contenido podría enlazar con una landing page para comprar ese producto.

¿Por qué es importante contar con una landing page para tu negocio?

Como ya lo hemos mencionado antes, contar con una landing page para tu negocio, es contar con una herramienta de gran utilidad para la conversión de leads, esto debido a que impulsan el tráfico de tu página, mejoran tu SEO y le dan visibilidad a tu marca. 

Las landings pages nos brindan la oportunidad de generar un gran número de conversiones y a fortalecer aún más nuestra base de clientes.

¿Qué tenemos que tener en cuenta para tener constituida una buena landing page?

Existen muchos aspectos que son necesarios para construir una buena landing page, sin embargo, hoy queremos mencionar tres de los cuales consideramos de los más importantes: 

  • Recuerda, no es tu página de inicio

Como primera recomendación, debemos ser conscientes que tu página de inicio no debe ser tu landing page. Es de suma importancia que tus clientes tengan un lugar adicional donde se puedan concentrar únicamente en adquirir tu producto o servicio. 

  • Ve directo al grano

Tenemos que tener muy presente que el objetivo de las landing pages es convertir a posibles usuarios en clientes, es por ello que tienes que cuidar que el contenido que incluyas en ella sea claro, directo y con muchos call to action para hacer el proceso de compra más sencillo para tus clientes. 

  • Úsala a tu favor

Nunca está de más aprovechar la oportunidad para darle una máxima exposición a tu marca. Esta herramienta, además de los beneficios que ya hemos mencionado, nos permite darle acceso a los usuarios a nuestros otros canales de marketing, lo cual se traduce en una mayor exposición. 

 

Para concluir, podemos decir que una landing page es una herramienta de gran importancia que, si está pensada y creada con los objetivos de conversión claros, nos resultará altamente efectiva y parte indispensable de cualquier estrategia de marketing. 

¿Te ha gustado esta información? Visita nuestro sitio web para conocer más sobre nosotros y síguenos en nuestras redes sociales para tener más contenido de este estilo y sé parte de la liga.